jueves, 23 de enero de 2020

CEMENTERIO DE CASTILLEJA DEL CAMPO (1)


Por Juan C. Luque Varela, Cronista oficial de la Villa
El día de Navidad de 1873 fue grande para la historia  de Castilleja del Campo y sus vecinos. Gracias a la aportación  de todos ellos se hizo realidad el proyecto de construir un nuevo cementerio. El Ayuntamiento declaro carecer de fondos para hacer frente a la obra.

La efervescencia de las obras ejecutadas entre 1760 y 1762, para la reedificación de la nueva iglesia,  arruinada en 1755 por el terremoto de Lisboa, dio lugar a diferentes problemas para continuar con las inhumaciones. Hasta entonces eran tres los espacios destinados a los enterramientos: el interior de la Iglesia, el solar que circundaba el edificio por las zonas sur y este (en la actualidad patio y salón parroquial) y el pequeño cementerio anexo a la mencionada parroquia por su lado norte (en la actualidad patio de la cruz por todos los caídos en la guerra civil). A final de este siglo se  permitían inhumaciones en el interior de la iglesia previo pago de un impuesto. (1)

Por aquellos años, la Real Cédula de Carlos III de 3 de Abril de 1787 vino a cambiar en España los lugares de enterramientos situadas dentro de los núcleos urbanos. La falta de higiene y salubridad características de las inhumaciones, provocaban la aparición de enfermedades que se propagaban rápidamente entre la población, debido a la cercanía de las viviendas con las Iglesias, documentadas por la cantidad de epidemias que mermaron la población del Reino durante el siglo XVIII y anteriores.
Tras la inmediata promulgación de la cédula, el monarca encargara al Consejo, mediante Real Orden, la búsqueda de métodos para solucionar la situación de grave riesgo que existía para la salud pública y adecuarse a países como Alemania, Inglaterra o Francia que ya habían construido cementerios civiles fuera de las ciudades.
Aún así, un documento fechado en 1831 denuncia que, en Castilleja del Campo continúan realizando inhumaciones en el interior de la Iglesia. Se trata del informe realizado por don Santiago de Llosa y don Francisco Pérez, maestros mayores en obras de albañilería y carpintería del Arzobispado de Sevilla, sobre la Iglesia parroquial de Castilleja del Campo. Al final del mismo puntualizan: <<…De la solería no se habla, a pesar de estar muy mala, porque están haciendo los enterramientos  dentro de la iglesia; teniendo un cementerio que, aunque no muy grande, es suficiente para el vecindario que tiene el pueblo>>.  (1)
Por fin, tras más de un siglo arrastrando la precaria saturación de los espacios destinados a enterramientos, la Junta local de Sanidad dictamina sacarlos fuera del casco urbano. Esto desembocó en la urgente necesidad de construir un nuevo cementerio ubicado extramuros de la villa.

El Cementerio de Castilleja del Campo se construyó entre final de 1873 y principio de 1874, según el expediente municipal fechado el 20.12.1873. Una obra presupuestada en 1.419 pesetas llevada a cabo con el apoyo económico del vecindario. En el expediente del mismo aparece un plano en planta de la construcción perimetral con sus correspondientes mediciones, sin referencias ni planos de alzados de nichos construidos o por construir. (2)
Tampoco se han podido cotejar estos datos con las sesiones de aquellos años, dado que faltan las actas capitulares comprendidas entre 1792 y 1888. Llegados a este punto y después de investigar en la documentación sobre actas de posteriores  sesiones, (3) fichas y licencias de sepulturas, etc., (4) podemos aventurar que los primeros nichos del cementerio se levantaron sobre el muro del norte y quedaron vacíos los testeros del sur, levante y poniente.
En sesión extraordinaria del Ayuntamiento pleno, de 20 de diciembre de 1873, presidida por el Alcalde don Manuel Luque Díaz se aprobó la construcción de un nuevo cementerio, dadas las necesidades que el pueblo exigía. Una obra que necesariamente tenían que ejecutar con urgencia dado que, el cementerio junto a la iglesia además de halarse dentro del pueblo, contra lo prevenido por las normas y leyes –de aquellos años– referentes a la salud ambiental, tampoco ofrecía garantía ni decencia para practicar con el debido decoro las inhumaciones que pudieran presentarse.
Con antelación, la ciudadanía, informada del problema y conociendo la exigua economía del Ayuntamiento, se ofreció gustosa para sufragar el presupuesto de la obra.
En primer lugar pasaron a analizar los planos y presupuesto aportados por el maestro de obras José de Paz Gómez, cuyo importe de 1.419 pesetas ya ha sido indicado. El mismo, fechado el día 18 de diciembre,  exponía el siguiente desglose por partidas:
            Excavación de 25 m3 de cimientos y rellenados de mortero.
            Materiales 125 pesetas. Mano de obra 75 pesetas.
            Construcción del muro perimetral, portada, colocación de cancela y otros.
Materiales 775 pesetas. Mano de obra 225 pesetas.
            Cancela de entrada y cruz de hierro 90 pesetas.
            Impuestos 129 pesetas.
El plano en planta del muro del cementerio lo formaba un cuadrado de 20 metros de lado en un solar de 400 m2, con fachada de entrada al sur. Adjunto al mismo, el maestro de obras aportó dibujos de la portada de entrada, de la cancela y  de una cruz de forja. (2)
El ayuntamiento, después de discutir detenidamente las proposiciones y examinados los planos y presupuesto que entregó el maestro de obras, acordó otorgarles su aprobación a los puntos tratados y que la construcción se ajustase estrictamente a los planos presentados.
Para no grabar con más gastos a los vecinos se propuso que la construcción se realizase en una de las siguientes zonas del territorio concejil: “El Barrero”, “La Erilla”, “El Prado” junto al “Mesoncillo” y “El Prado” próximo al cercado de Antonio el de Juan Daza. Todas ellas se consideraban muy apropiadas para el emplazamiento del cementerio. Por su parte, la corporación nombró una comisión municipal de seguimiento a fin de agilizar todos los pasos posibles para la pronta ejecución de la misma, dada la apremiante necesidad de contar con un nuevo cementerio.
Componían dicha comisión: don José Luque Muñoz, don Francisco Luque Cruz, don Cristóbal Moreno y don José Mª Casado. Siendo  asistidos por don Juan Delgado, profesor de medicina y cirugía y don Eustaquio Pacheco, abogado. Depositario  don Severo Arenas Jiménez y  secretario el mismo del Ayuntamiento, don Mariano López Suarez. Entre otras gestiones, tenían asignado el reconocimiento de los diferentes espacios citados y determinar  el más indicado para el emplazamiento de la obra.

Finalmente don José  María Casado intervino con dos proposiciones al pleno. En primer lugar propuso el 25 de diciembre, día para la inauguración de las obras. Considerando que esta fecha, primera de Pascuas, era la más indicada con motivo de la fiesta de Navidad y día de descanso general. De esta forma  todo el vecindario podría asistir al acto. Por otro lado y con el fin de guardar la debida solemnidad, propuso que se pronunciase un discurso de inauguración. Para ello se nombró a don Mariano López, secretario del Ayuntamiento que aceptó con sumo gusto.
Quedaba pendiente, a cargo de la Comisión Municipal la recaudación de las aportaciones del vecindario, el seguimiento, el emplazamiento definitivo del nuevo cementerio y el informe de la Junta local de Sanidad.
Aprobadas las propuestas, el Sr. Alcalde dispuso que se sacara copia del acta de la presente sesión para depositarla en el lugar donde haya de colocarse la primera piedra, como memoria de tan importante obra.
Continuará en próximas publicaciones.

1.- LUQUE VARELA, J.C. Crónica de un fiesta viva, Castilleja del Campo 1999. Capítulo VI, páginas  69 a 71.
2.- Archivo Histórico Municipal. Obras municipales, clasificación 3.01, legajo 200.
3.-  Archivo Histórico Municipal. Actas capitulares, clasificación 1.01, libros  del nº 4 al 9 y del 13 al 17
4.-  Archivo Histórico Municipal. Licencias de sepulturas, clasificación 3.06.3,  legajo 177

Historia 066. Castilleja del Campo, jueves 23 de enero de 2020


jueves, 9 de enero de 2020

ACUERDO ENTRE DOS REINAS Y UN REY


Por Juan Carmelo Luque Varela, Cronista oficial de la Villa
Comienza otra década del siglo XXI y más de medio centenar de años de celebrar un evento consolidado  como tradición: los Reyes Magos de Castilleja del Campo. Este año, por segunda vez en su trayectoria, vuelve a repetirse la representación de esta figuración con dos personajes femeninos y uno masculino. De ahí el titular de la crónica.
Para la presente edición, la Comisión Municipal de la Cabalgata decidió homenajear a dos personas naturales del pueblo que han regresado al mismo tras largos años de ausencia. Ella y él representaron  dos de los tres personajes de oriente.

Carmen Muñoz Luque, conocida en su pueblo por “Carmina”, en enero de 1981 levanto el vuelo con 21 años, siguiendo al que sería el amor de su vida, en una larga travesía hasta EEUU. Dos meses después, el 20 de marzo contrae matrimonio en Oregón con Richard Barker, doctor en lengua y literatura española y profesor de la Universidad de Wisconsin-Stevens Pont.
Carmina, que ha vivido entre Oregón, Pensilvania y Wisconsin más tiempo que en España, cada tres años volvía a su tierra para no perder sus vínculos de familia y amistades.  Definitivamente en septiembre de 2019 regresa a sus raíces acompañada de su esposo ya jubilado. Allá quedó parte de su corazón, Irene Margarita, hija de ambos.
Francisco Manuel Monge Martínez es otra de las personas que han vuelto su localidad de origen. Contaba solo 12 años cuando sus padres y abuelos maternos emigraron a Francia en 1966. Lógicamente acompañados de sus hijos.
Establecidos en la región de Nimes sus progenitores se dedicaron a trabajar en la agricultura y él, después de cuatro cursos escolares, comenzó a trabajar con ellos. Transcurría años de juventud, servicio militar y escarceos amorosos en la localidad de Saint-Gilles. Allí conoció a Loli, una jovencita española como él.
Los lazos con la familia del pueblo se mantuvieron inalterables, gracias a que, cada año para las fiestas de agosto, toda su familia volvía por vacaciones.
Llegada la madurez, Francis y Loli se casaron, tuvieron dos hijas y, juntos también, formaron una empresa de transportes.
Él nunca pensó que volvería a su pueblo de forma definitiva, pero, entre los dos, como lo hacían todo, en 2017 adquirieron una casa y aquí está con su esposa, en la tierra que le vio nacer. En Francia quedaron dos hijas y cuatro nietos, acicate para viajar varias veces en el año.
Tanto Carmina como Francisco Manuel se sienten muy orgullosos de que, la Comisión de Reyes Magos y su pueblo, hayan contado  con ellos para participar en esta celebración dirigida los niños de Castilleja del Campo.


Dicho esto, retomemos el hilo de la Cabalgata antes que pase de largo.
El pasado domingo 5 de enero de 2020, en una brillante tarde de suave temperatura, la comitiva y acompañamiento, precedida por el grupo “Pim-pam, Truco truco”, una charanga con mucha marcha, ritmos y alegres pasacalles,  se dirigieron al Centro Cultural María Moliner donde le esperaba la real carroza.
Un paseo de los Magos de Oriente, en el que siempre estuvieron arropados por el vecindario, representados por Carmen Muñoz Luque (Carmina) en el papel de Melchor, Antonia Gómez Lepe (Antoñita) que se metió en la piel de Gaspar y Francisco Manuel Monge Martínez figurando a Baltasar; tuvieron su primer encuentro con los niños, niñas y mayores a las 16:30 horas que salieron del Consistorio estrenando nuevo vestuario, tanto reyes como pajes.


Sus majestades y los pajes ayudantes, Raúl Rivera y Alexis Rodríguez, fueron acomodados en sus respectivos tronos de la única carroza real, por miembros de la Comisión Municipal de Reyes Magos. La cabalgata con una carroza para los tres monarcas se adoptó en 2013, dado el costo que suponía el alquilar una para cada rey, tres tractores y sus correspondientes conductores. Desde aquel año se alquila solo una a la Hermandad de Ntra. Sra. de Rosario de Carrión de los Céspedes.
A las 17:00 horas, la Cabalgata se puso en marcha. Abriendo el cortejo un coche patrulla de la policía local, tras él la charanga. A continuación la carroza de los Magos rodeada de un público variopinto que inició su triunfal recorrido por Ada. de Andalucía, para tomar la calle Cuatro de Diciembre. Cerraba el cortejo una furgoneta  publicitando las empresas colaboradoras. La algarabía, ilusiones y alegría de los niños, era apagada por la bulla y los gritos de unos mayores que, sin tener parte en este festejo para niños, demandaban de los pajes y reyes juguetes a montones.


A la altura de la plaza María Gamero Cívico se efectuó la primera parada para reponer existencias y un breve descanso para los reyes y pajes. Más que reyes parecían aquellos molinos de viento del Quijote, por tanto subir y bajar sus brazos lanzando caramelos y juguetes a manos llenas.
De aquí, subiendo por Ada. Constitución, tomaron la calle Antonio Machado y, tras otra parada, continuar por San Miguel hasta llegar a una plaza sin nombre, aunque es conocida  con el nombre de “La Cruz” o “Cruz del Plato” desde 1750.


Además de una pareja de la Policía Local, el equipo de la comisión de reyes controlaba que la marcha discurriera fluida  y velaba por la seguridad de la comitiva.
Los miembros de la comisión: Manuel Vicente Zaragozá, José Francisco Reinoso, Modesto Rodríguez, Raúl Rivera, Dolores Reinoso y Leti Muñoz; después de organizar el evento, cada uno tiene adjudica su misión en el cortejo.
Una vez rodeado el monumento de la plazoleta de la cruz, donde los niños disfrutaron de la cercanía con sus reyes y de las partituras que interpretaban la Charanga, la cabalgata enfiló la calle Buen Suceso para llegar a la plaza Monseñor Oscar Romero (plaza de la Iglesia), donde echaron pie a tierra.


A los compases de la marcha real, sus majestades entraron en la iglesia para conmemorar la epifanía de Jesús. Melchor, Gaspar y Baltasar hicieron sus presentes ante el nacimiento de la Parroquia. Acto que quedó inmortalizado por los fotógrafos  de móviles.
Terminado el acontecimiento religioso y siguiendo la tradición, los tres Magos de Oriente tomaron asiento al pie de la torre y fueron llamado a niños, niñas y algunos mayores a quienes les hicieron entrega de sus regalos personalizados.
Finalmente, cuando el reloj de la torre marcaba las 18:35 horas, una lluvia de balones, peluches, pequeños juguetes, bolsas de frutos secos y bandejas de  pestiños, rosas, etc., pusieron el punto y final a los Reyes Magos 2020 de Castilleja del Campo
-Después  de un día grande, tarde de alegría y regalos, llegarían las ilusiones y el sueño en la noche de Reyes Magos-.


LA CABALGATA 2020 EN CIFRAS
Desglose del presupuesto:
           Juguetes                      1.000 €
           Caramelos y golosinas   700 
           Frutos secos reyes         283
           Charanga                        500
 Alquiler de la carroza     500
 Servicio de tractor            50
,Policías y seguridad       352
El presupuesto para los Reyes Magos de este año ascendió 3.385 €, de ellos, el 78% estuvo financiado por el Ayuntamiento y el 22% por las empresas colaboradoras.

La Comisión Municipal de la Cabalgata de Reyes Magos agradece las aportaciones económicas realizadas por las siguientes entidades y empresas:
Autocares hnos. Pérez Salinas, Farmacia Manuel Izquierdo, Bar la Gasolinera,  Supermercado Flores, Alimentación Martin, Iluminaciones Sánchez Vera, Taller de mecánica Francisco Javier Camacho, Gonde S.L., Construcciones y reformas; Iluminaciones artísticas Doñana, Bollullos par del Condado; Carpintería Javier de Paz, Materiales para la construcción Castilleja S.L.,  Pindecor, pintura y decoración; Peña Bética Cultural de Castilleja del Campo y Ampa López Pinillos, CEIP. Pío XII, Carrión de los Céspedes.
Y  la colaboración con balones y estuches de repostería de las empresas: “Quesos Los Vázquez” y “Confitería San Miguel”.

Crónica 142. Castilleja del Campo, jueves 9 de enero de 2020

lunes, 6 de enero de 2020

EL REY QUE CADA AÑO VISITA A LOS MAYORES


Por Juan Carmelo Luque Varela, Cronista oficial de la Villa
Por tercer año consecutivo y desafiando la fría mañana del viernes 3 de enero de 2020, un rey hizo el papel de heraldo y recorrió las calles para visitar y llevar el calor del amor a los mayores de Castilleja del Campo.

Desde que  en 2018 el Concejal de Juventud, D. José Francisco Reinoso pusiera en marcha su proyecto, él mismo, revestido de mago de Oriente, se mete en el personaje para acercarse a los hogares donde residen vecinos y vecinas nacidos entre 1921 y 1945. Para que le sea más cómoda su entrañable labor se hace acompañar del técnico de cultura, Raúl Rivera y de su novia Lidia López Villa. Aquel primer año, tan precipitada fue la organización que hasta tuvo, él mismo, que correr con el gasto de adquirir los bombones.

Este año fueron visitadas 69 personas (el 11,50 % del padrón municipal) a las que, además de felicitarles y desearles un feliz año y compartir un momento de cercanía con ellas, les deja a cada una un estuche con bombones, dulce recuerdo de su visita.
El agradecimiento y la buena acogida que está teniendo esta entrañable iniciativa se hace patente en la ilusión y recibimiento por parte de las personas visitadas y las frases que se repiten cada año. Como ejemplo algunas de ellas: <<Este año, ya te echaba de menos>>. <<No sabes la alegría que nos das cuando apareces en la puerta>>.  <<Recordando el pasado año, te estaba esperando>>.
En su recorrido también visitó el consultorio de atención primaria para agradecer a los sanitarios la gran labor que realizan en nuestra localidad y desearles un buen año. 

Esta iniciativa, que viene siendo muy bien acogida tanto por las personas mayores como por sus familiares y ciudadanos en general, invita para que terminemos con estas palabras de su creador José Francisco Reinoso.
<<Son tantas las satisfacciones y el cariño que en estos tres años he recibido de los mayores que cuando estoy colgando el traje ya pienso en la próxima cita>>.

Noticias locales 105
Castilleja del Campo, lunes 6 de enero de 20120

jueves, 2 de enero de 2020

LOS REYES MAGOS DE LA DISCORDIA


Por Juan C. Luque Varela, Cronista oficial de la Villa
Hasta los Reyes Magos de 1989 llegaron las salpicaduras del vertedero. Un proyecto que en la temporada 1988-89 ya había liquidado la tradicional afición por el fútbol local y al Club Deportivo San Miguel. Una fecha que marcó un antes y un después en las vidas y las relaciones de amigos, convecinos y familiares. Unos y otros enfrentados ante el proyecto de la Diputación Provincial de Sevilla para instalar una planta de tratamiento de residuos urbanos en nuestro término Municipal.

Mi intención no es de remover el recuerdo  de aquel lamentable suceso –como apunté en los artículos publicados sobre la historia del fútbol local–. Esto llevaría a reabrir viejas cicatrices de forma gratuita, haciendo más daño que beneficio a las personas y, sobre todo, a quienes va dirigido este festejo: los niños. ¿Cómo organizar un evento para niños, cuando los mayores se encuentran enfrentados? Y precisamente en los meses en que la paz, el amor y la concordia y otros valores, –bases de la convivencia– se viven con más intensidad entre amigos, vecinos y en el seno de las familias. 
Pero, con toda rotundidad,  como también fue parte de la historia y de alguna manera salpicó la celebración de Reyes Magos, llegando incluso a poner en peligro su continuidad; me encuentro en la obligación de dejar constancia de los intentos, por ambas partes, de celebrar el evento.

Por su lado, la Delegación de Cultura del Ayuntamiento y la Asociación juvenil “El Porche”, entidades con posturas a favor del “vertedero” y responsables de organizar la cabalgata, el día 9 de enero de 1989 emitieron conjuntamente un comunicado dirigido a los ciudadanos, con el que se excusaron de no haber podido realizar la Cabalgata de los Reyes Magos por falta de colaboración, de tiempo y por amenazas de algunas personas que estaban en contra de la instalación del vertedero. Las 43.450 pesetas, recaudadas para la Cabalgata de Reyes, fueron depositadas en una cuenta a nombre del presidente de la Asociación y del concejal de Cultura.
Por su parte, la “Comisión anti-vertedero”, que contaba con la mayoría del apoyo ciudadano, tenía acceso a las estructuras de las carrozas y disponía de medios para ello, tampoco organizó la Cabalgata, quizá para evitar males mayores.

Aún así, al atardecer de aquel jueves 5 de enero de 1989, la citada comisión organizó en las caballerizas del Palacio una recepción de los Magos de Oriente para  niños y mayores. Los tres reyes y la estrella repartieron caramelos, golosinas y los juguetes aportados por sus padres.
María Irene Luque Borrego, en la imagen de La Estrella y Antonio López Adorna como Baltasar repitieron en sus figuras del año anterior, siendo Antonio Gómez y Manuel Cabello quienes  representaron a los monarcas Melchor y Gaspar en el día de la alegría de aquel triste año.

Esta, que tenía que haber sido una festividad donde los niños, como sus padres y los padres de sus padres, entraran de una manera especial en el sueño de la noche de ilusiones, el sueño  la noche de Reyes Magos, se vio empañada por un desagradable asunto entre adultos, cuyas consecuencias repercutieron y sufrieron los más inocentes, quienes no tomaron parte en aquella historia, los niños y niñas de Castilleja del Campo.

Historia 065. Castilleja del Campo, jueves 2 de enero de 2020

viernes, 27 de diciembre de 2019

1988, NUEVA IMAGEN PARA LOS REYES MAGOS


Por Juan C. Luque Varela, Cronista oficial de la Villa
Para finalizar este 2019, a nueve días vista para la festividad de la Epifanía, (la adoración de los magos de Oriente a Jesús) refrescamos la memoria de muchos de nuestros conciudadanos, y para otros más jóvenes, descubrimos los Reyes Magos de treinta años atrás.

Aquella Cabalgara de los Magos de Oriente de 1988, después de cuatro años saliendo sus carrozas, propiedad  de la “Comisión pro Reyes de Castilleja del Campo”, entra en el  quirófano del artista Antonio de Rita para someterse un “lifting” que  cambiaría su imagen.
Antonio Rodríguez Sánchez (Antonio de Rita) transformó las tres carrozas que  habían llevado la ilusión infantil durante los años de 1984 a 1987. Esta vez diseña una nueva decoración basada en motivos infantiles, más acorde con la función de esos tronos reales, ya que su misión es la de ilusionar y divertir a un público muy especial: los niños. De las personas que en anteriores años llevaban el peso de organización solo quedaron Bernardi Moreno Madrigal y Antonio L. Adorna. Ellos apoyaron al de Rita en su proyecto de transformación y colaboraron en la nueva decoración de las mismas.

La nueva imagen de la primera carroza real recuerda una suelta de globos. ¿Qué niño no ha deseado alguna vez que al hombre de los globos se le soltasen hacia el cielo, seguido de su cuerda que, ondulante, le preside irremediablemente? Esta es la idea de Antonio, que cambia las cuerdas por finos listones y, a continuación de ellos, confeccionados con cartulinas de distintos colores, representaba los globos. Para la carroza de Gaspar diseñó unos originales molinetes, con los que forma un abanico, detrás del trono real. Y, para finalizar, para la última carroza de la comitiva, formando un fondo tras el Rey, recrea un manto de piruletas y caramelos. La decoración de este  trono, el de Baltasar –el Rey más admirado-, hizo las delicias de los más pequeños. Las tres carrozas se ensamblaron, se pintaron y decoraron en las caballerizas de “El Palacio” de donde partiría el martes 5 de enero. Día de Reyes Magos.
Aquel año también se estrenó una nueva carroza para la Estrella de guía. Construida como las anteriores por el carpintero local, Miguel Luque Rodríguez, mantiene la misma línea decorativa que las anteriores y el simbolismo de lo que representa: la Estrella.
Melchor, Gaspar y Baltasar, fueron personificados por Miguel Ángel Rodríguez Luque, Antonio Rodríguez Sánchez (de Rita) y Antonio López Adorna. Ellos estrenaron una nueva decoración en un grupo de carrozas que, en su anterior vida, lucieron un diseño luminoso y celeste. Representan la estrella, la luna y el sol.
La Estrella de guía la personalizó con toda su juventud y belleza María Irene Luque Borrego, estando acompañada de las no menos jóvenes y bellas damas: Guadalupe Luque Romero, Rocío García Daza, Eva Delgado Rivera, Fabiola Gómez Lepe y Leonor Reinoso Muñoz (“Leo”).
Así, en la tarde de aquel día 5 de enero, salía del Palacio la Cabalgata de 1988. El tiempo y el trabajo realizado tenían su recompensa: la de hacer pasar a los niños, padres y todos sus convecinos, una alegre y divertida tarde de Reyes. Una tarde que es la antesala de la noche mágica: la noche de Reyes.
Y en esa noche ¿Quién pone alas al sueño  de los niños? No son los padres, quienes ensimismados observan la  maravilla del dulce  sueño infantil. Niños que aprietan los ojos para dormirse antes, temiendo y deseando que aparezcan las sombras de los Reyes Magos. Temiendo y deseando que llegue la mañana para ver si sus cartas encontraron respuestas.
Los niños, esa noche, ¿qué soñarán, si duermen? Tal vez recuerden de otra forma el cortejo que vivieron  la tarde anterior: la blanca Estrella que lo abría, en sus sueños la verán volando hacia un cielo negro e infinito. O, tal vez, no duermen y estén pensando nerviosos, intranquilos, que no podrán entrar los Reyes. Que se quedaron cerradas las puertas y ventanas y pasarán de largo, porque alguien les dijo que los Magos no llegan a las casas si los niños no duermen. ¿Será así es la noche de Reyes?

-La gran noche, la más bonita y larga noche del año. Todo es como un  juego, una ilusión, una luz de esperanza que se nos abre ante el futuro de ese niño que duerme. Ese sueño de los niños que por la mañana, en la alegría indefinible del despertar, nos entregarán  un inmenso regalo, el haberles dado la vida-.

Historia 064. Castilleja de Campo, viernes 27 de diciembre de 2019

jueves, 19 de diciembre de 2019

EL INVIERNO NOS TRAE LA FIESTA DEL AMOR

Por Juan Carmelo Luque Varela, Cronista oficial de la Villa
La nueva estación poco a poco se abre paso entre los últimos días de un otoño que, con su creativa y efectiva publicidad, nos ha estado anunciado la llegada del nuevo solsticio. Un invierno que impaciente espera el final de esta semana para reinar.

¿Nadie la vio, cuando pasaba sobre los campos derramando el rocío, incluso sutiles gotas de lluvia? ¿Nadie pensó, por qué los vientos traían aquellos aires con versos de chaparrones?  O, ¿por qué la tierra  esperaba un sembradío que no llegaba por falta de lluvias? Fue el otoño que, desde  antes de entrar diciembre, se propuso anunciar el invierno con una  pertinaz sequía en todo el occidente de nuestra Andalucía. Una estación que hasta sus últimos días, no dejó pasar las nubes de agua que los campos pedían. Pero, inexorablemente, a las 5:48 horas del domingo 22 de diciembre entrará el solsticio de invierno y con él los últimos días de Adviento.
Será entonces, como esa semilla entregada a la tierra de los campos por la mano del hombre que labra, siembra y espera sus frutos, cuando el 25 de diciembre verá la luz  un Niño llamado Jesús. Esta sí que es una hermosa cosecha que llega derrochando paz y amor.

En el entorno de esta festividad llegaran los encuentros de seres distanciados para convivir con amor  en el seno familiar. Otros en plenitud con los amigos y los demás, para estrechar lazos de camaradería entre compañeros de trabajo. Y así  se prodigan las comidas sociales, de amigos, y de empresas, disimuladas bajo el eslogan “fomentar la convivencia”. No son estos los casos que se dan en las familias, donde solo se necesita amor para vivir en armonía.
-Aprovechando esta festividad del amor, Cronista de la Villa, siempre al servicio de sus convecinos y paisanos donde quiera que estén,  os desea: 
Felices Pascuas de amor, Reyes  Magos de alegría y Próspero año de paz-.

Ilustración del texto: “Adoración de los magos” de Rogier Van der Weyden (1400-1464). Tríptico de Santa Columba, iglesia de Colonia (Alemania).

Opinión del Cronista 041
Castilleja del Campo, jueves 19 de diciembre de 2019

jueves, 12 de diciembre de 2019

PROGRAMA DE ACTIVIDADES PARA NAVIDAD

Por Juan Carmelo Luque Varela, Cronista oficial de la Villa
Castilleja del Campo se prepara para vivir las festividades de Navidad y Reyes Magos.
El Ayuntamiento Local, la comisión de Cabalgata de Reyes y las asociaciones “Fernadillo” de mayores y “Campos de Tejada” de mujeres, han presentado la programación que tienen preparada para la celebración de estas fiestas.
Desde el sábado 14 hasta el domingo 5 de enero próximo, serán siete los eventos diseñados para convivir en armonía ciudadana, familia y amistad las fiestas del amor y la paz.  Habrá  actividades en toda la localidad, desde el Centro Cultural María Moliner a la Parroquia de San Miguel, pasando por calles y plazas iluminadas; como lo hará la cabalgata de Reyes Magos que clausurara esta programación de la Navidad 2019.

*- La Asociación de Mujeres “Campos de Tejada” ha tomado la delantera en el programa de actividades. El sábado 14  tienen ellas su tradicional Almuerzo de Navidad que disfrutarán en el recinto del Gimnasio Municipal.
*- En la misma línea se celebrará otro evento el próximo martes 17 a las 14:00 horas. Esta vez es la Asociación de Mayores “Fernandillo” quien cita a sus socios en el Salón Parroquial para disfrutar de una comida de convivencia y amistad. Un Almuerzo Navideño organizado con la colaboración del Ayuntamiento de Castilleja del Campo.

 Y llegan los conciertos de  música, los Campanilleros  y los villancicos para anunciar las fiestas navideñas.
*- El miércoles 18 a las 19:00 horas, el Centro Cultural María Moliner acogerá el Aula Municipal de Música con una actuación de Villancicos interpretados por  los niños y niñas de su alumnado. Una actividad dirigida al público familiar.
*- En el siguiente día, al lubrican del jueves 19, Inauguración del Árbol de Navidad y alumbrado navideño de calles y plaza de la Iglesia.
El mismo día a las 20.30 horas y en  la Iglesia Parroquial: Campanilleros de Navidad. El Coro de Ntra. Sra. de las Nieves de Los Palacios interpretaran un escogido repertorio de villancicos que nos adentrarán en la inminente Nochebuena de pavo turrón y cantar.
*- Para terminar este triángulo de música navideña, el viernes 20 a las 20:00 horas, nuevamente en el Centro Cultural y bajo la dirección de Carlos M. León, la Orquesta “Guitarras de Andalucía” -Proyecto Guía- de Sanlúcar la Mayor interpretará, a los acordes y ritmos de  sus cuerdas un “Concierto de Navidad”.

Llegados a este punto la programación se dirige especialmente a los niños.  A ellos, que viven con intensidad e ilusión el último tramo de las fiestas navideñas. Se acercan los Reyes Magos esos mágicos personajes milenarios que vienen de tierras de Oriente cargados de regalos para todos. Pero antes de ese cinco de enero y como Melchor, Gaspar y Baltasar no tienen internet ni WhatsApp, tenéis que hacerles llegar las cartas a través de un mensajero.
*- Por eso, el jueves 26 de diciembre sobre las seis de la tarde, llega a Castilleja del Campo el Cartero Real y en el Centro Cultural María Moliner espera a todos los niños y niñas de nuestro pueblo para recogerles sus cartas dirigidas  a los Reyes Magos.
*- Para terminar,  la Comisión de la Cabalgata de nuestra localidad está dando las  últimos pasos para que, en la tarde del domingo 5 de enero del nuevo año 2020, Melchor, Gaspar y Baltasar, hagan realidad las ilusiones de todos y llenen de alegría, luz  y color las calles y plazas de este blanco rincón del Aljarafe sevillano.

-Si  tenemos la suerte de que la climatología y las buenas temperaturas se asocien a la programación, esta tendrá un magnífico atractivo para las familias que salen con sus hijos en estas fiestas-.

Comunicado local 104
 Castilleja del Campo, jueves 12 de diciembre de 2019


miércoles, 4 de diciembre de 2019

DECADENCIA DE TEJADA Y SUS RAÍCES CRISTIANAS


Por Juan C. Luque Varela, Cronista oficial de la Villa
La historia de Tejada, apasionante por el cambio radical que sufre en la Baja Edad Media, ha sido tratada en multitud de ocasiones, aunque en la actualidad ha dejado ya de ser una incógnita. Con esta pincelada historiográfica pondremos luz en la cristianización y el despoblamiento de la ciudad de Tejada, (siglos XIV al XVI).

Hay documentación que atestigua que Tejada tuvo más de un templo –tuvo dos, uno dedicado a Santa María y otro a San Jorge– que ya existían en 1346. Esto denota la prosperidad y la economía de la ciudad. Tal eran los beneficios de Tejada que a mediados del siglo XIV concedió al obispo de Cádiz, don Bartolomé, mil maravedís anuales situándolos sobre las rentas de este Campo (1) y se erigió como  cabeza de una vicaría eclesiástica del arzobispado  sevillano.
En 1352 ya aparece un vicario de Tejada, llamado Juan Simón, entre los asistentes al primer concilio provincial de Sevilla. En la segunda mitad del siglo siguiente la posesión y disfrute de las tercias reales de los diezmos de su vicaría provocaría más de un conflicto, que daría lugar a diferentes litigios con individuos de la familia Zúñiga, señores por un tiempo de la villa de Tejada.
A fines del siglo XV Andrés de Segura pintó un retablo para una de aquellas iglesias, quien, al morir en 1507, aún no había cobrado su obra (2).
La iglesia con su notable conservadurismo, mantendría la denominación de esta vicaría largo tiempo durante el antiguo régimen, a pesar del lento pero inexorable proceso decadente de Tejada. En 1532 era vicario un tal Luis Camargo y en el siglo XVIII la cabeza de la vicaría pasó oficialmente a Paterna del Campo.

Tejada, que a pesar de las circunstancias históricas, de una posición de importancia y un extenso campo que producía notorios beneficios, finalmente se vio involucrada en una paulatina decadencia.
Nos hallamos ante un tipo de despoblación muy común en la zona, aunque en ningún momento significó un abandono del territorio por parte de los habitantes del mismo, sino sólo un cambio  de ubicación. En el caso concreto de Tejada incide además de forma directa un factor endémico de primer orden: la insalubridad del enclave. Ciertamente, en el siglo XVI, una descripción del mismo nos habla de la existencia de un estancamiento de aguas malas que lo hace muy doliente sitio (3).
Si bien no podemos fechar con exactitud el inicio de este despoblamiento, sabemos que se acentúa a mediados del siglo XIV y sobre todo a lo largo de XV, para acabar a principios del siglo XVI como despoblado.
Los beneficios de las huertas y fincas del Campo de Tejada ya no recaían sobre los habitantes de esta Villa, cada vez menos numerosos, y se dispersaban en los vecinos de la próximas villas de Escacena, Paterna y Castilleja que todas ellas llevaban el apellido del Campo y que, junto a Manzanilla, –como dijo Juan de Mal Lara- <<se poblaron con la ruina de Tejada y se repartieron en sus respectivos términos concejiles la extensión de aquel campo, sus huertas, tierras de pan, viñas, olivares y tierras de pastoreo y caza>> (3).
A pesar de todo hay estudios que afirman que otras causas políticas-económicas debieron influir en este proceso. Entre los siglos XV y XVI se transformaron muchas estructuras y se crearon nuevos condicionamientos en la zona, directamente relacionada con Sevilla. Como la utilización del camino más rápido para los vinos del Condado en su conducción a dicha ciudad y su puerto, las mejores condiciones agrícolas y topográficas de Escacena, Paterna, Castilleja y otras localidades, y sobre todo, los intereses señoriales de los Guzmanes. En su conjunto estos pudieron tener tanta o más fuerza que las aguas maloliente y los lagos sin fondo en el proceso despoblador de Tejada.

Resumiendo:
Tejada, ciudad amurallada y con rey propio, reconquistada por las huestes de Alfonso X en 1253. (Su padre, Fernando III ya la conquistó, junto a  Sevilla 5 años antes). Tras esta reconquista definitiva, el día 10 de mayo de 1291 comienza el repartimiento de Tejada. Participaron en el mismo don Remondo, obispo de Segovia, Ruy de Mendoza, Gonzalo García de Torquemada, Pedro Blanco y el adalid Fernando Servicial (4).
Quiere decir que Tejada y las alquerías de los límites de su “Campo” entraron en el reparto en beneficio de ella, sin identificar como villas dichas alquerías árabes aún.
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------
(1)    ORTIZ DE ZÚNIGA, ob. cit., II. 116
(2)    Documentos para la Historia del Arte en Andalucía. Laboratorio del Arte de la Univ. De Sevilla, vol. VIII.
(3)    MAL-LARA, Juan. Recibimiento que hizo la muy noble y muy leal ciudad de Sevilla a la C:R:M: del Rey Felipe II. Sevilla,1570
(4)    GONZALES Y GONZÁLEZ j. Repartimiento de Sevilla.

Historia 063. Castilleja del Campo, miércoles 4 de octubre de 2019